What vitamins should I take to help concentration?

¿Qué vitaminas debo tomar para ayudar a la concentración?

Los suplementos de nootrópicos, también conocidos como vitaminas para el enfoque, son muy populares entre los trabajadores demográficos (18 a 65 años) y mayores. La aceptación se ha visto impulsada aún más por la aparición de nueva evidencia que muestra que ahora es posible mejorar la motivación, la memoria, el estado de alerta, la creatividad y la función cognitiva general utilizando nootrópicos con pocos o ningún efecto secundario. La popularidad ha contribuido a la creación de subconjuntos dentro del nicho, como los mejores suplementos para estudiar y los suplementos más ideales para ayudar a concentrarse.

Aprenda cómo puede mantenerse por delante de la competencia mediante el uso de vitaminas para darle esa ventaja adicional en el trabajo o la escuela.

Vitamina para la concentración: cómo optimizar su rendimiento y productividad

Mujer trabajadora

Aproximadamente el 25% de los adultos de hoy en día toman una vitamina que ayuda con la concentración a propósito para apoyar la salud de su cerebro. Un denominador común entre todas estas personas, a pesar de estar en diferentes campos y áreas de especialización, es un deseo ardiente de hacer más en un marco de tiempo más corto. Esto requiere vitaminas que ayuden con la concentración, ya que nada se interpone entre las personas potencialmente exitosas y sus sueños más salvajes de logro como la falta de agilidad mental y creatividad.

Aquí hay una premisa rápida de las mejores vitaminas para la concentración para aquellos de nosotros que buscamos mejorar nuestras habilidades de aprendizaje y productividad.

1. Vitamina E - Tocotrienol

Principalmente conocida por sus potentes propiedades antioxidantes, solo recientemente esta vitamina poco apreciada comenzó a llamar la atención dentro del nicho de los nootrópicos y la salud cerebral. Y esto fue después de que un estudio confirmara cómo su deficiencia está relacionada con el deterioro de las neuronas y la disminución de las capacidades cognitivas, particularmente entre los pacientes con alzeheimer. Desde entonces, casi todos los suplementos para ayudar a la concentración han comenzado a incluir tocotrienol como uno de sus ingredientes activos y es fácil ver por qué.

Para empezar, la vitamina E, que es un antioxidante que vale la pena, está muy involucrada en la protección de las neuronas contra el daño oxidativo de los radicales libres. Y dado que el estado de las neuronas de su cerebro es el principal determinante de qué tan buena es su función cognitiva y su capacidad de concentración, podemos concluir que mejores niveles de vitamina E probablemente se traduzcan en un mayor rendimiento mental. Después de todo, cuanto más sanas y menos dañadas estén tus neuronas, más fácil te resultará mantenerte concentrado y alerta durante horas o superar la fatiga mental.

En segundo lugar, la investigación muestra cómo la vitamina nutre y rejuvenece el cerebro, previniendo la aparición temprana del deterioro mental en las personas mayores, especialmente entre la población de la tercera edad. Y aunque es raro encontrarse con una persona menor de 50 años que padezca la enfermedad de Alzheimer, esto no quiere decir que las mismas propiedades del tocotrienol que se utilizan para mantener a raya la demencia no puedan extrapolarse para aumentar la concentración y la productividad en personas más jóvenes.

2. Vitamina D3

La vitamina D3 es una de las vitaminas de fácil acceso que ayuda con la concentración y ayuda a millones de personas en todo el mundo a mejorar sus niveles de concentración y enfoque. La investigación muestra que la vitamina D3 es fundamental para un cerebro rápido que funcione correctamente, una función neuronal saludable y la longevidad de la misma. Además, es un componente vital para más de 200 procesos corporales que circunscriben una variedad de reacciones fisiológicas que aseguran todo, desde la salud ósea hasta el estado de ánimo óptimo.

Para tomar represalias aún más, una deficiencia de la vitamina D3 se ha relacionado recientemente con capacidades mentales deterioradas, episodios depresivos y falta de energía persistente por el Scientific American Journal. Y, teniendo en cuenta que se sospecha que cerca del 50 % de las personas en el mundo occidental tienen niveles bajos de vitamina D3 en la sangre, no es de extrañar que el alto rendimiento cognitivo sea una novedad en la actualidad. Esta es la única vitamina que usted quiere de su lado si está buscando rendir al máximo de su potencial día tras día y hacer caso omiso del deterioro mental relacionado con la edad a medida que pasa el año.

3. Ácidos grasos omega 3

Son sin duda el Santo Grial de los Nutrientes. Necesita omega 3 no solo como una vitamina que ayuda con la concentración, sino también para optimizar un montón de procesos en su cuerpo que están involucrados en el mantenimiento de su hígado, vista, corazón, riñones, etc. Sin embargo, esto no diluye en modo alguno las propiedades beneficiosas que hacen de los Ácidos Grasos Omega 3 uno de los mejores principios activos a la hora de potenciar la aptitud cognitiva. Se ha observado que mejora la memoria, la capacidad de atención, la capacidad multitarea y la velocidad general del poder computacional del cerebro gracias a la transferencia neuronal mejorada que admite.

Lo que es más, la investigación también ha puesto a Omega 3 en la liga de los pocos compuestos orgánicos que se encuentran en la naturaleza que tienen la capacidad de afectar el tamaño del cerebro. Sí, eso es correcto. Los estudios demuestran que las personas que viven con una dieta consistentemente rica en ácidos grasos omega 3 no solo tienen mejores niveles de concentración y enfoque, sino también mayores capacidades cerebrales. Y, por si sirve de algo, esto también explica por qué la obesidad, la depresión, la diabetes y un montón de complicaciones relacionadas con el TDAH son comunes entre las sociedades con una deficiencia grave de este tipo de ácidos grasos.

4. Vitamina C

La vitamina C puede ser conocida principalmente como un refuerzo inmunológico, pero la mayoría de las personas no saben que también está involucrada en la producción del neurotransmisor conocido como norepinefrina. Este es el mismo neurotransmisor que controla sus acciones de respuesta motora fina y su capacidad de atención. En otras palabras, el ácido ascórbico hace más que mantener a raya a los organismos que causan enfermedades. Indirectamente te ayuda a concentrarte por más tiempo y a concentrarte mejor incluso a medida que envejeces y te acercas a tus años de puesta del sol.

Además, la vitamina C también protege las neuronas contra el daño oxidativo del estrés que emana de la medicación, el alcohol o la agitación emocional. Este es el tipo de vitamina que brinda una inmunidad a prueba de balas mientras mantiene su cerebro firmemente fijado en la diana.

Vitaminas para mejorar la concentración y la memoria: cómo recordar más y durante más tiempo

mejorar la concentración, la memoria y el enfoque

La memoria es un componente importante de la función cerebral y la función cognitiva. Es el único factor limitante que nos impide estar a la par con las supercomputadoras en lo que respecta a nuestro rendimiento, confiabilidad y consistencia. Pero por mucho que usar el siguiente suplemento para el enfoque y la memoria no necesariamente te hará tener habilidades de memoria sobrehumanas, puede marcar una gran diferencia al extraer el máximo provecho de tu propensión natural a recordar información.

1. Vitamina B12

Los científicos han sospechado durante mucho tiempo que había un vínculo plausible entre los niveles bajos de cobalamina ( vitamina B12 ) y la incapacidad para retener información durante períodos prolongados. Pero solo recientemente se encontraron con evidencia de que la vitamina B12 adecuada es responsable de la memoria casi fotográfica que disfrutamos en el cenit de nuestra juventud.

Aquí está la cosa; es raro que las personas más jóvenes sufran de deficiencia de cobalamina en comparación con las personas mayores de 65 años. Parte de esto se debe a que nuestra capacidad para absorber y asimilar la vitamina B12 se debilita con la edad. Cuanto mayor sea, más difícil le resultará extraer la vitamina b12 de sus fuentes dietéticas. La otra parte es la probabilidad de que las personas mayores tomen medicamentos para la diabetes, como la metformina, que están asociados con una capacidad reducida para asimilar los niveles de B12. También ocurre lo mismo con los medicamentos antiinflamatorios como la prednisona, los inhibidores de la bomba de protones y algunas formas de control de la natalidad, todos los cuales pueden reducir los niveles de cobalamina sin darse cuenta.

Esto también implica que las personas mayores tienen más probabilidades de sufrir amnesia inducida por la deficiencia de vitamina B12 que los jóvenes turcos. Lo que, por supuesto, apunta a la necesidad de una suplementación adecuada con más fuentes biodisponibles de cobalamina cuantas más velas sople cada año.

2. Panax Ginseng

Aunque no es una vitamina en la definición más estricta de los términos, no podemos pasar por alto el uso de Panax Ginseng para mejorar la memoria y el enfoque que le ha valido una posición envidiable en muchas prácticas de medicina tradicional y popular. Hablando de eso, que abarca un número decente de civilizaciones diferentes, el panax ginseng ha sido un adaptógeno reputado y reverenciado cuyo reclamo a la fama giraba en torno a su capacidad para agudizar la memoria y aumentar el enfoque mental.

Su apoyo a las funciones cognitivas se remonta a su capacidad para estimular la secreción de óxido nítrico por los tejidos epiteliales del cuerpo. El óxido nítrico, que es un vasodilatador característico, a su vez activará la apertura y el ensanchamiento de los vasos sanguíneos para estimular una mejor circulación, especialmente en los músculos y el cerebro. El resultado final es una marcada mejora en el estado de alerta y el enfoque que puede mantenerse durante horas seguidas.

3. Colina

La colina es una de las mejores vitaminas para mejorar el enfoque que rara vez recibe el protagonismo que se merece. Se ha demostrado que es muy beneficioso en el mantenimiento de la salud cerebral adecuada, que es una condición necesaria para una memoria excelente o eidética. Los neurocientíficos también creen que la colina puede prevenir la disminución característica de las facultades de memoria que se asocia con la edad avanzada. Y, en los adultos más jóvenes, el uso de la colina se ha relacionado con periodos de concentración más prolongados, una mejor función nerviosa y un desarrollo cerebral más saludable. Cuando agrega otros beneficios poco conocidos de tomar suplementos de colina, como una función hepática mejorada y un metabolismo marcado más saludable, puede comenzar a ver por qué es un alimento básico entre las personas de alto rendimiento y conscientes de la salud.

4. Ginkgo biloba

Para mejorar la concentración junto con una mejor memoria, Ginkgo Biloba es un suplemento ideal. Completamente a base de hierbas y orgánico, el uso de Ginkgo Biloba para mejorar los síntomas de la dislexia y el TDA está bien documentado a lo largo de la historia. Por lo tanto, no sorprende que sus beneficios para estimular el cerebro lo conviertan en un ingrediente popular en casi todos los principales suplementos nootrópicos. Además, también contiene una buena cantidad de propiedades antiinflamatorias y antioxidantes; esto significa que, además de mejorar la circulación, también es beneficioso para el mantenimiento de la salud cognitiva al proteger los neutrones del estrés antioxidante.

5. L-Glutamina

A decir verdad, no puede responder a la pregunta: "¿Qué vitaminas son buenas para concentrarse?" sin incluir L-glutamina. Es un neurotransmisor esencial que se encuentra en los rincones más profundos del cerebro y está muy involucrado en la velocidad cognitiva y la recuperación de recuerdos. Para ponerlo en una mejor perspectiva, la L-glutamina es un componente importante del sistema nervioso central (SNC), donde desempeña un papel importante en la supervisión de una variedad de reacciones metabólicas que mantienen su cerebro funcionando sin problemas, como la niebla cerebral.

Su papel particular en el impulso de la memoria gira en torno a su participación como precursor de varios aminoácidos neurotransmisores como el aspartato, el glutamato y el ácido aminobutírico.

Vitaminas Focus para niños - Ayudando a los niños a superar las barreras de concentración

Cómo mejorar el enfoque del niño.

Los expertos recomiendan que los niños se esfuercen por seguir una dieta bien balanceada y orgánica para mantener niveles saludables de vitamina C, vitamina B, hierro, magnesio y zinc. Estos nutrientes son fundamentales para la función cerebral adecuada, que es un requisito para mejorar el enfoque y la atención en los niños. Las siguientes son vitaminas para el enfoque y la concentración para niños, especialmente aquellos que luchan contra trastornos como el TDAH y el ADD.

1. zinc

Se cree que el zinc es esencial en la regulación del neurotransmisor dopamina comúnmente conocido en los niños pequeños. Se cree que la dopamina se secreta en niveles insuficientes en niños que sufren o son propensos a desarrollar trastornos de atención e hiperactividad. Los estudios incluso muestran que los niños que toman suplementos de zinc con regularidad tienen menos probabilidades de mostrar signos de impulsividad e hiperactividad, lo que lo convierte en una de las mejores vitaminas para ayudar a los niños a concentrarse.

2. Vitamina C

El cerebro utiliza la vitamina C , que se obtiene de la sangre antes de pasar por ella, para producir neurotransmisores que influyen en la atención, como la norepinefrina y la dopamina. Se ha observado que los alimentos ricos en vitamina C, como los pimientos rojos, las naranjas y las coles rizadas, contribuyen enormemente a la rehabilitación de los niños diagnosticados con TDAH hasta el punto en que sus síntomas mejoran lo suficiente como para que puedan llevar una vida normal. Lo mismo puede decirse de los suplementos de vitamina C para niños.

3. Vitamina B

La deficiencia en la familia de vitaminas B, especialmente la vitamina B6, se ha relacionado con una mayor irritabilidad, inquietud y fatiga crónica en los niños. Los niveles adecuados de vitamina B6, por otro lado, pueden aumentar el estado de alerta mental y disminuir la hiperactividad y la ansiedad en los niños, particularmente en aquellos con TDAH.

4. magnesio

La mayoría de la gente no sabe que el magnesio tiene un efecto calmante especial en el cerebro de los niños, algo que lo convierte en una de las vitaminas más importantes para los niños. También contribuye significativamente en la secreción y funcionamiento de los neurotransmisores que están vinculados a la atención, el enfoque y la concentración.

La línea de fondo

Por mucho que los nootrópicos y las vitaminas para el enfoque se hayan ganado su lugar en la lucha por maximizar el rendimiento del cerebro, no son un sustituto de una vida saludable ni un reemplazo de una dieta adecuada. El ejercicio regular, las comidas bien balanceadas y dormir lo suficiente siguen siendo tan necesarios como siempre para apoyar la función cognitiva del cerebro, mejorar la memoria y sustentar la capacidad de concentración.

Health Recommended

Complete our survey and get a bonus! Start Now